Keynes VS Hayek, o sentido común

El proceso de producción, desde que en escalones intermedios los capitalistas adelantan su dinero en proyectos empresariales, que buscan llegar al escalón final de bienes y consumo para ofrecer un buen y competitivo producto final al consumidor, puede ser más o menos más justo y equitativo para el más importante de toda esta cadena, y quien la hace sostenible en el tiempo: el comprador final del bien o del servicio.

Si el economista que aconseja al político servil a los buenos negocios es Keynes siempre propondrá inyectar este dinero en el proceso de producción para hacer rentable este ciclo de consumo sin necesidad de aval, ni ahorro, ni oro. Y si los capitalistas privados dudan en invertir (que dudan) lo inyecta el Estado, que acorde al pacto tácito, también crea Leyes amigas que favorecen el Sistema de Dinero Fraccionario, que es esto de poder imprimir billetes una y otra vez con el único aval de la promesa del firmante. Esta forma de actuar favorece enteramente a los profesionales de la Política al tener siempre un puesto de trabajo asegurado en las Mesas de las Juntas Directivas de las Grandes Empresas clientelistas y Banca Amiga.

Si el economista que aconseja al político servil a los buenos negocios es Hayek siempre propondrá inyectar este dinero en el proceso de producción para hacer rentable este ciclo de consumo con el aval ahorro y con el aval oro. Y los capitalistas encantados de invertir, ya que los escalones del ciclo de consumo serán tantos más, tanto en cuanto más Empresas haya que inviertan en la cadena de producción a medio/largo plazo, y sepan que es seguro estar lejos del producto final y poder esperar para conseguir su parte de ganancia en el proceso de elaboración. En esta otra forma de actuar donde el Sistema de Dinero Fraccionario no es el motor de la creación de billetes sin aval (de ahorro, o de oro)los profesionales de la Política tienen menos campo de acción y más desventaja. Los capitalistas inversores de dinero con aval no son tan amigos del estado como si lo son los agradecidos capitalistas benefactores de la inversión pública.

Yo digo que Keynes es un borracho progresista que actúa con la economía igual que con sus resacas, ya que esta forma de actuar crea obligatoriamente periodos de auge y declive (antes por décadas, ahora casi por semanas) parecidas a las resacas que tiene cuando se hincha de bourbon (aquí lo que se hincha es una burbuja de pura especulación), amén de su pacto tácito con los Estados que fabrican Leyes a medida para que el negocio se perpetúe eternamente.

Yo digo que Hayek es un reformista anclado en el tiempo que trae a la palestra capitalista como salvación lo que fue, pero que ya no lo es, por que en realidad el eje común denominador del problema que crea tanta desigualdad en la riqueza de los humanos que viven en el planeta no es si el aval es oro, es ahorro o es papel firmado; el problema es la ambición de poseer dinero, y que el poder en la sociedad capitalista venga en función de cuanta cantidad de dinero tienes circulando o acumulado.

Entonces, si al final los que compran el bien o el servicio somos nosotros … cual es la línea que debemos seguir para sacar este negocio impuesto de nuestra vida y poder seguir viviendo y comiendo?

De la manera liberal progresista, tipo Keynes, o liberal reformista, tipo Hayeck, siempre llegamos a:

– el crecimiento no puede ser el valor que determina la prosperidad de un Estado
– la época auge o declive no puede ser obligada por las economías más fuertes a las menos
– la banca no puede ser la única que tenga el dinero, sea de este o del cualquier pais
– la banca no puede hacer lo que le da la real gana y fabricar paraísos donde el dinero no tiene nombre
– cinco o seis familias no pueden ser los únicos que tengan el dinero
– el negocio especulativo de la bolsa no puede mover el 90% del dinero del mundo en operaciones que duran microsegundos y hacen ganar millones a un solo dueño
– no se puede obligar a usar el dólar como unidad paritaria por mas tiempo
– los sistemas Estatales que al intervenir en la economía perjudican los intereses del Pueblo que representa deben desaparecer cuanto antes
la gran empresa no puede anular a la pequeña amparándose en el libre mercado
– el tejido productivo territorial hay que ayudarlo cooperativistamente, ya que el tejido corporativista se ayuda el solo con su monopolio de poder
– hay que hacer lo que sea para que no sea más rentable tener millones a plazo fijo en Suiza que desarrollando el tejido productivo de tu país o tribu

… continuará … @atletismorru

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s