Patriotas españoles que tienen su domicilio fiscal en Luxemburgo o Lituania.

image

Tras la dimisión de Willy Meyer de IU, varios políticos como el eurodiputado Javier Nart de Ciutadans, Cristobal Montoro del PP, Elena Valenciano del PSOE o la presidenta de UPYD Rosa Díez, aparecen en la lista del fondo de pensiones gestionado por una SICAV.

Las SICAV (sociedad de inversión de capital variable) son una figura de inversión colectiva que tiene por objeto exclusivo la adquisición, tenencia, disfrute, administración en general y enajenación de valores mobiliarios y otros activos financieros. Tienen muchas ventajas fiscales entre la que destaca la tributación al 1% del impuesto de sociedades, por ejemplo.

Las SICAV son utilizadas como una inmejorable herramienta legal de las grandes fortunas para evadir impuestos. Las cien personas necesarias para formarlas, suelen ser individuos que sólo aportan su nombre a la sociedad y frecuentemente están muy relacionados con el inversor que aporta la mayor parte del capital mediante lazos de amistad o parentesco. Tal y como recuerdan los técnicos de Hacienda, en este sentido dejan de ser herramientas colectivas para ser una forma tramposa de gestionar un patrimonio particular esquivando al fisco. Como el capital mínimo para formarlas es de 2.400.000 euros, es una herramienta exclusiva de personas muy ricas.

Además no es la Agencia Tributaria quien supervisa estas sociedades sino la Comisión Nacional del Mercado de Valores, alejando así el control de estas sociedades del común del ciudadano.

La dimisión del eurodiputado de IU Willy Meyer tras conocerse que se había acogido a un plan de pensiones gestionado por una de estas SICAV era lógica ya que IU se ha posicionado contra estas sociedades reiteradamente.

Sin embargo, aparecen vinculados a este fondo de pensiones otros políticos españoles que a pesar de hacer constantes alardes de amor patrio, figuran en el mismo con domicilios fiscales en el extranjero. Es el caso de Rosa Díez de UPYD cuyo nombre sale vinculado a una dirección de Vilnius, la capital de Lituania.

No es el único caso de políticos españoles con cuentas y domicilios fiscales en el extranjero. El abogado Javier Nart, cabeza de lista para las elecciones europeas por Ciudadanos, posee una cuenta en Suiza y además a causa de ello su nombre aparece en el sumario del “caso Palau” por haber recibido un ingreso de 31.900 euros de Millet, el equivalente de Bárcenas en CIU, en una cuenta abierta en la Societé Generale Private Bank, con sede en Suiza. El caso Palau es uno de los mayores episodios de corrupción de CiU en la política catalana. Nart dijo entonces en unas sorprendentes declaraciones que se había llevado el dinero a Suiza por miedo a que se lo quitara ETA.

Patriotas españoles que tienen su domicilio fiscal en Luxemburgo o Lituania.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s