Guanyem Barcelona “No queremos ser un partido nuevo que intente competir con los anteriores, sino un espacio de confluencia de mucha gente distinta”

image

image

Guanyem Barcelona empieza en serio”. Es lo primero que indica Ada Colau cuando se le pregunta por el estado en el que se encuentra la propuesta política que lanzaron en el mes de junio.

La exportavoz de la PAH explica que les falta tiempo para todo, que cada semana se enfrentan a “retos organizativos mayúsculos”, que “Guanyem Barcelona hace muy poquito que existe”, pero que han recibido “un aluvión de ilusión y muchísimas ganas de participar de mucha gente”.

“Hasta ahora éramos una propuesta, una hipótesis, una intuición, que se sustentaba en una revolución democrática que está en curso, no sólo en Barcelona si no mucho más allá“, dice, pero ahora tras la primera fase de validación, durante la que han recogido 32.000 firmas de apoyo y han acudido a los barrios barceloneses a dar una serie de doce de charlas sobre su proyecto, consideran que ha llegado la hora de consolidar una estructura organizativa: “Ahora vemos que efectivamente este proyecto ya no es de quienes lo empezamos, sino de miles de personas que quieren que vaya adelante. Empezamos la siguiente fase que es la de organizarnos para ganar“.

Ahora ‘Guanyem’ inicia segunda fase: “organizarnos para ganar”

Les parece muy significativa la proliferación de iniciativas similares en otras ciudades, a menudo con la misma marca: “Nada más anunciar el lanzamiento de Guanyem, que es una propuesta municipalista, sin promoverlo ni buscarlo,   han salido ‘Guanyems’ y ‘Ganemos’ por toda Catalunya y en todo el Estado”.

“Nos ha alegrado que aparezcan. Parece un termómetro de la realidad que vive el país, de cómo la gente está buscando herramientas para ganar las instituciones y democratizarlas”, afirma Ada Colau, pero inmediatamente, con la elocuencia que la caracteriza, despeja dudas sobre la proximidad o la distancia que puedan establecer con unas u otras iniciativas:

“Nosotros no vamos a entrar en tutorías ni validaciones de esos otros procesos, porque además las realidades locales son muy desiguales y lo que puede funcionar en un sitio puede ser muy diferente en otro. Las propuestas municipalistas, para que tengan sentido, han de salir del tejido y de la realidad social de cada sitio. Dicho eso, a nosotros nos interesa mantener contacto con las iniciativas que vayan surgiendo, para aprender mutuamente de aciertos y errores e intercambiar experiencias, y para fortalecer también la propuesta del proceso constituyente que se puede producir en las próximas municipales, pero dejando claro que lo que nosotros vamos a considerar como experiencias afines, se llamen ‘Ganemos’ o de otra manera, son las que compartan objetivos y método. Por lo tanto, los partidos políticos que quieran participar de estas experiencias, una de las cosas que van a tener que asumir es que el protagonismo ha de ser ciudadano. Tienen que contar con el máximo de gente posible y sumar también actores políticos, pero el protagonismo tiene que ser ciudadano”.

Para no dejar lugar a dudas insiste: “Pudiera haber tentaciones de algunos partidos de disfrazarse de ‘Ganemos’ para ser algo más amplio y luego en realidad no serlo. Que sepan que nosotros no vamos a avalar en absoluto a partidos que se estén hundiendo y que quieran salvar el barco disfrazados [de ‘Ganemos’], ni tampoco vamos a aceptar que nos utilicen como arma arrojadiza entre ellos”.

“No queremos ser un partido nuevo que intente competir con los anteriores, sino un espacio de confluencia de mucha gente distinta”

Organización y confluencia

‘Guanyem Barcelona’ pretende crear una nueva “dinámica organizativa”, que haga posible la participación de la ciudadanía con diferentes grados de implicación. “Habrá diferentes mecanismos”, explica Colau, para quienes se puedan implicar poco, en jornadas puntuales; quienes lo hagan sólo de manera on-line, porque no lo puedan hacer presencialmente; y quienes quieran hacerlo de forma regular. Habrá una estructura mínima territorial, de grupos ‘Guanyem’ en los barrios.  “Vamos a impulsar esos grupos. De hecho ya hay varios barrios que han querido crear sus grupos. Están creándose y a partir de ahora nosotros vamos a apoyarlos”.

La organización de ‘Guanyem’ se desarrolla también mediante grupos temáticos y sectoriales, pero su portavoz lanza a menudo la advertencia: “Cuidado, que no se confunda con la creación de un aparato, de una estructura de partido al uso, que no es lo que queremos hacer. Siempre hemos dicho que nosotros no queremos ser un partido nuevo que intente competir con los anteriores, si no que queremos ser un espacio de confluencia de mucha gente distinta”.

Antes de navidades pretenden tener cerrado un acuerdo de confluencia con fuerzas políticas y movimientos sociales, pero reitera que en primer lugar les interesa dirigirse a la ciudadanía: “Gente no organizada. Insistimos, no estamos buscando simplemente socios para hacer una coalición al uso, si no que queremos hacer confluencia entre gente muy distinta, empezando por la que no está organizada. Hay que tener en cuenta que en las últimas elecciones el cincuenta por ciento de la población no votó. A quienes primero nos dirigimos es a toda la gente que no ha votado hasta ahora porque le ha parecido que no servía para nada o que no le representaba esta forma de participar, pero también a gente que esté organizada políticamente de diferentes formaciones con las que ya llevamos tiempo en contacto y con todas la que nos podamos poner de acuerdo en un programa de mínimos”.

“Hace falta repensar completamente los mecanismos de participación en la ciudad”

Participación, código ético y derechos sociales

La portavoz de ‘Guanyem Barcelona’ desgrana tres propuestas que, según dice, han sido las más repetidas en las charlas mantenidas hasta ahora en barrios sobre política y gestión municipal:

“Que haya una participación efectiva y real, porque ahora mismo la que hay es de escaparate. Ahora los mecanismos que existen son de arriba hacia abajo. La iniciativa siempre parte de la institución y es meramente consultiva. Dan como mucho el derecho a la pataleta y la gente lo que quiere es participar para poder decidir. Hace falta repensar completamente los mecanismos de participación en la ciudad, y eso no quiere decir que estemos todos participando todo el rato, porque es insostenible, pero sí que las grandes decisiones no se puedan tomar sin contar con la opinión de la ciudadanía, más allá de votar cada cuatro años”.

“La necesidad de un código ético”, porque según dice, “hacen falta unas nuevas reglas del juego, con las que independientemente  de que los cargos sean mejores o peores personas, porque no es cuestión de moralidad individual, las normas impidan determinados comportamientos”.

“Y otro de los elementos que más se repiten”, asegura, “tiene que ver con el contexto de crisis, y es la necesidad de dar prioridad a los derechos sociales. Se percibe que hay un aumento creciente de las desigualdades a distintos niveles, entre barrios, en pérdida de derechos, en sanidad, en educación…, muy vinculado al tema de la mercantilización de la ciudad y de su privatización, porque se está vendiendo a los grandes lobbies “. “Una minoría de la ciudad es cada vez más rica y una mayoría está perdiendo derechos a velocidad de crucero”, denuncia.

El código ético será el tema central de jornadas que ‘Guanyem’ prevé organizar el mes que viene, coorganizadas con lo que denominan “actores políticos”. “No están dirigidas tan sólo a formaciones políticas, ni muchísimo menos”, “aclara Ada Colau, pero sí señala que ahí se verá “cuales son los puntos en común y si hay discrepancias”.

“Las formaciones que creen que hay que cambiar las formas de hacer política ahora tienen el momento de demostrarlo”

¿Cuándo se sabrá qué actores políticos dan apoyo a ‘Guanyem’?

“Las fuerzas que han aceptado participar en la coorganización de las jornadas de octubre y que ya participan en sesiones de trabajo son, nos dice,  “ICV, EUiA, Procés Constituent, Podemos Barcelona, Partido X, Equo y  las CUP en la forma de TPM, la Trobada Popular Municipalista, que es la apuesta de la CUP Barcelona para participar en las municipales”. “Están participando en las reuniones y se está trabajando en la elaboración de documentos, porque a las jornadas se quiere llegar ya con un trabajo hecho, habiendo avanzado sobre cuales son los puntos en común, si hay discrepancias cuáles son… Documentos que se puedan publicar, para que todo sea público y transparente y para que no sólo las fuerzas políticas si no también quien quiera pueda opinar sobre esos documentos y hacer aportaciones”.

¿Y la lista? ¿Cómo se elaborará?

“Tendrá que ser un mecanismo democrático y transparente. Alguna forma de primarias tendrá, pero hasta que no haya un acuerdo con toda la gente que quiera confluir… Va a ser con toda esa gente con la que habrá que ponerse de acuerdo sobre cómo se elaboran listas, por lo tanto ahora es imposible saberlo”.

Pero cabe prever, planteamos a Ada Colau, que la confluencia entre fuerzas exija búsqueda de puntos de equilibrio entre ellas, porque las que tengan mayor peso y más trabajo a sus espaldas querrán hacerlo valer.

La portavoz de ‘Guanyem’ considera que el punto de partida de esta plataforma y de otras fuerzas que están surgiendo es que “hay un proceso de ruptura generalizada y de renovación democrática”. “Se está pidiendo un cambio  en las formas de hacer política”. “Se supone que todas esas formaciones y plataformas con las que estamos en contacto y que están interesadas en sumarse a Guanyem Barcelona no deben ser un fin en sí mismas si no algo que debe estar al servicio de la ciudadanía para participar y hacer más y mejor democracia. Entonces creemos que aquellas formaciones que creen que estamos en un momento de ruptura y que hay que cambiar las formas de hacer política ahora tienen el momento de demostrarlo y con mucha generosidad y valentía. A nadie se le escapa que algunos tienen más a perder que otros, pero si se mira a medio y largo plazo, eso de ganar y perder también cambia. Cambia la perspectiva”.

“La ciudadanía ha de tener mecanismos efectivos para la rendición de cuentas de los cargos electos”

Un proceso deliberativo

‘Guanyem Barcelona’, explica Colau, ha identificado tres grandes bloques sobre los que considera que deben deliberar entre todos para acabar de definir y  responder en positivo a un sentimiento mayoritario:

“La ciudadanía ha de tener  mecanismos efectivos de control regular, de rendición de cuentas de los cargos electos, para que tanto sectorialmente como por distritos, como en temas de ciudad los cargos electos estén obligados regularmente a dar explicaciones detalladas” sobre su gestión.

En segundo lugar, en relación a la financiación, afirma que “hay que hacer una auditoría” pero que además está el tema de los sueldos. “Ahora no se trata de empobrecer a los cargos electos, porque tienen que tener sueldos dignos, nadie dice que tienen que ser pobres, pero hay que poner control a todos los sueldos complementarios. Los hay que acaban teniendo dos y tres sueldos, por acumulación de cargos, por dietas. Hay que hacer una auditoría de todo eso porque finalmente eso se está utilizando como mecanismo encubierto de financiación de partidos”.

Y finalmente, entienden que es necesario ¨”evitar la profesionalización de la política”, sin caer en la demagogia. “Si hablamos de limitación de mandatos vamos a hacerlo concretamente”, propone Colau. “La propuesta ¿qué puede ser? Limitación de dos mandatos más uno en situaciones excepcionales, para contemplar situaciones en las que la ciudadanía quiera que se alargue uno más, por ejemplo”. Y en cuanto a limitación de sueldos se pregunta: “¿Qué es un sueldo digno? ¿Estamos hablando de tres veces, cuatro veces el sueldo mínimo?”.

¿Las personas que actualmente tienen la política como profesión se tendrán que buscar la vida?

“Si  alguien quiere estar dedicado a la política puede estarlo toda la vida”, dice Colau, pero “no como cargo electo”. “Nos parece una evidencia, y lo que voy a decir es recogiendo un sentir que creo que es general, que quienes llevan décadas en la política, hacen de eso su modus vivendi, no se imaginan viviendo fuera de ahí y se alejan de la ciudadanía. Convierten su permanencia en la institución en un objetivo primero en lugar de servir al bien común. Esto es una disfunción democrática. Eso no quiere decir que no haya que contar con la experiencia de quien lleva mucho tiempo, porque al contrario, hay que aprovecharla. Hay gente que lleva mucho tiempo en la política, es buena gente y tiene mucho para aportar, pero esa experiencia se puede transmitir y contar con ella sin que necesariamente tenga que ser un cargo electo o tenga que estar retribuido como cargo electo”.

‘Guanyem’ y Podemos “son herramientas para recuperar unas instituciones secuestradas por los intereses económicos

Democracia, consenso y eficacia

En las asambleas del 15M se observaba a menudo una tendencia favorable a la búsqueda del consenso y a intentar evitar que las decisiones se tomaran por mayoría. ¿Será también una característica de ‘Guanyem’?

“‘Guanyem’ quiere explorar métodos lo más democráticos posibles y lo más horizontales posibles”, explica su personalidad de referencia. “Eso no quiere decir que se tenga que hacer todo por asamblea y por consenso. La asamblea y el consenso son herramientas de la democracia y no al revés. Hay que buscar métodos lo más democráticos posibles pero sin renunciar a la eficacia o a la agilidad que van a exigir los tiempos trepidantes en los que estamos viviendo”.

Pero lo que no acepta la ex -portavoz de la PAH es la eventual incompatibilidad entre democracia y eficacia. Le escandaliza el planteamiento. “Me parece una dicotomía muy interesada”. Detrás de ella se encuentra, afirma, “la negación misma de la democracia”. “En realidad hace años que estamos demostrando lo contrario. Estamos demostrando hace tiempo que la ciudadanía va muy por delante de la mayoría de sus representantes. El tema de los desahucios que es el que conozco más de cerca ha sido un tema clarísimo, pero no el único”.

Coincidencia con Podemos

En otra entrevista con Público, Colau nos dijo: “con Podemos coincidimos en lo fundamental”. ¿Qué es lo fundamental?, le preguntamos:

Una y otra iniciativa “son herramientas que surgen desde la ciudadanía para conseguir el protagonismo ciudadano y para recuperar unas instituciones secuestradas por los intereses económicos. Frente a esa idea de democracia secuestrada que el 15M puso sobre la mesa con movilizaciones masivas,  la ciudadanía está generando herramientas para conquistar las instituciones y democratizarlas y para que finalmente, gobierne quien gobierne,  que sea la ciudadanía la que en las grandes cuestiones pueda decidir, tanto si se trata de obedecer o no a la Troika, de hacer una auditoría a la deuda, poner un control democrático al modelo turístico de Barcelona  o revisar los mecanismos de participación, que sea la ciudadanía la que decida. Y entonces creo que hay una revolución democrática en curso, afortunadamente ya imparable, que irá teniendo diversas expresiones. Ha surgido Podemos en las Europeas en el ámbito estatal, en Barcelona creo que adopta el nombre de ‘Guanyem Barcelona’ y va a tener otros nombres en otros lugares, porque lo importante no es el nombre si no los objetivos y las nuevas formas de hacer política“.

“En la movilización del 11 de septiembre había muchos anhelos. Una parte que no creo que sea mayoritaria, es nacionalista”

‘Guanyem’ y el soberanismo catalán

Entre las organizaciones interesadas por la propuesta de ‘Guanyem’ se encuentra una formación de signo claramente independentista, la CUP, cuyo apoyo futuro no está claro. Baila un poco, le decimos. Y asiente. Planteamos una duda: ¿Sin la CUP, ‘Guanyem puede ganar’? ¿La histórica manifestación de la Diada no demuestra que existe una ilusión social ascendente en la independencia como solución a todo?

Ada Colau discrepa del todo con esa estimación y valora la movilización del jueves pasado de la siguiente manera

“En la movilización del 11 de septiembre había muchas almas y muchos anhelos. Hay una parte que no creo que sea mayoritaria que es nacionalista. No lo ha sido nunca hasta hace nada. En cambio, lo que sí es mayoritario es un proceso que está en marcha en Catalunya y en todo el Estado que es el de la revolución democrática”.

“Lo que mueve a ‘Guanyem Barcelona’ es el cambio en la forma de hacer política, democratizar la institución, dar el protagonismo a la ciudadanía, cambiar las reglas del juego, priorizar los derechos sociales y revertir la desigualdad creciente en la ciudad, hacer ese nuevo código ético, y vamos a sumar el máximo de gente posible bajo estos objetivos. Ese es nuestro intento. Eso sumará a mucha gente. Tenemos ya militantes socialistas, a gente que había votado a Esquerra pero no lo volvería a hacer, gente cercana a las CUP que está participando dentro de Guanyem, independientemente de lo que finalmente decida la CUP como estructura”.

No se fía de las encuestas que pronostican que Esquerra Republicana de Catalunya aparecerá como fuerza hegemónica:

“Yo soy vecina de la ciudad de Barcelona. Yo estoy segura de que en Barcelona hay una grandísima mayoría social que está por el derecho a decidir, y hay dentro hay muchos matices distintos, por los derechos sociales, por la justicia social como prioridad de las políticas públicas en la ciudad y de lucha por la igualdad. Eso no lo puede hegemonizar ERC, ni mucho menos”.

Guanyem Barcelona “No queremos ser un partido nuevo que intente competir con los anteriores, sino un espacio de confluencia de mucha gente distinta”

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s