Reactivar Sevilla barrio a barrio

image

Esteban de Manuel Jerez es coportavoz de Ganemos Sevilla y miembro de Equo. Profesor de la E.T.S. de Arquitectura.  

Vivimos en una ciudad que tiene elementos de sobra para construir un proyecto de esperanza que nos permita mirar el futuro con razonable optimismo. Reúne magníficas condiciones naturales, tiene un gran potencial territorial y una historia y una cultura de enorme potencia. Sin embargo tenemos que afrontar graves problemas sociales y económicos que se plasman en las insoportables tasas de paro y en la desigualdad que se expresa de forma dramática en nuestros barrios vulnerables. Y tenemos que afrontar la crisis ambiental tomando medidas para frenar el cambio climático, espada de Damocles que no podemos obviar. En los próximos años tenemos que poner los cimientos de nuestro futuro y para ello es preciso dar un giro de 180º al modelo de desarrollo por el que viene apostando la ciudad y que ha fracasado como proyecto económico y social. Sevilla lleva apostando desde los años previos a 1992 por los grandes proyectos, los megaproyectos, como apuesta para atraer inversiones multinacionales que resuelvan el problema del paro. El gobierno de Zoido sigue apostando por esos megaproyectos como fórmula para reactivar la economía de Sevilla y para ello no ha dudado en paralizar las inversiones comprometidas en los barrios vulnerables para dirigirlas a la construcción de la autopista de IKEA y seguir urbanizando nuestros suelos agrícolas. Veintitrés años después de la Expo podemos sacar la conclusión de que ese camino ya no tiene recorrido. Más nos vale repensar nuestro modelo de desarrollo y nuestro modelo de ciudad.

El cambio de modelo de ciudad que Sevilla necesita Sevilla pasa por crecer en autosuficiencia, recuperar el equilibrio perdido con nuestro territorio, acometer la rehabilitación sostenible de nuestros barrios, por dotarnos de una democracia participativa descentralizada, por la implantación de una red de transporte urbano eficiente y sostenible y por implantar políticas sociales activas que luchen contra las lacras del paro, los desahucios, la pobreza, y la desigualdad extrema. El proyecto de futuro de Sevilla debe apostar por la mirada femenina para cuidar las bases de la vida y por la mirada de los niños y niñas y de nuestros jóvenes. Vamos a acometer estos temas en una serie de artículos que comienzan por este. Y vamos a comenzar por lo que consideramos la piedra angular: la apuesta por los barrios como eje de la política municipal.

Una ciudad equilibrada necesita que sus barrios reúnan condiciones de vitalidad social y económica, de buenas condiciones de habitabilidad y del máximo equilibrio ambiental dentro de lo posible. Necesitamos emprender caminos de transición desde los barrios que tenemos a los que necesitamos y queremos. Y para que ello sea posible tenemos que combinar la acción cooperativa de las administraciones públicas, lideradas por el gobierno municipal, la gente de los barrios, el tejido social organizado, las empresas locales, especialmente las radicadas en los barrios, la universidad aportando su capacidad de I+D+i y los centros educativos de primaria y secundaria. Nadie puede quedar al margen. Todos los esfuerzos son necesarios. Combinarlos es tarea de la democracia del siglo XXI, la que pase página a la política entendida como tarea profesional de una minoría, la que nos ha llevado a la crisis de corrupción y de ideas que caracteriza a los partidos que han gobernado la transición democrática. Todas y todos somos políticos: todas las personas estamos llamadas a asumir un compromiso por organizar la vida en común en nuestro día a día, desde nuestros respectivos lugares.

Necesitamos barrios vivos, dónde haya buenas relaciones de vecindad y un comercio local floreciente, con un rico y variado tejido asociativo, bien dotados de equipamientos y servicios, bien conectados en red con otros barrios de la ciudad, dónde haya buena, amplia y variada ofertas de empleo, dónde haya parques y jardines de proximidad y dónde el espacio público sea de calidad. Barrios que sean un buen lugar para vivir y que tengan lo fundamental para avanzar hacia la sostenibilidad. Necesitamos barrios produzcan la energía que consumen, que produzcan una parte de sus alimentos en los huertos urbanos, que gestionen bien el agua y los residuos. Que sean barrios verdes y alegres.

Tenemos que partir de buenos diagnósticos de la situación de partida y marcarnos objetivos a corto, medio y largo plazo. Y tenemos que tener capacidad de decidir prioridades y asignar presupuestos para conseguir nuestros objetivos paso a paso. Las circunstancias que lo harán posible serán: la democracia participativa y el acompañamiento técnico, necesario para hacer viables los proyectos de mejora de nuestros barrios de abajo a arriba. Necesitamos un ayuntamiento que dote de presupuesto autónomo a nuestros barrios y distritos. Necesitamos redes mancomunadas de vecinos, asambleas de barrio, Consejos de barrio y liderazgos positivos de autoridad reconocida. Buena parte de nuestros barrios necesitan operaciones de rehabilitación, renovación y/o regeneración. Tenemos miles de edificios con problemas de accesibilidad, con problemas en las cubiertas o en los cimientos, con problemas de ineficiencia energética, con distribuciones obsoletas, sin espacios comunes. Necesitan rehabilitación con urgencia y tenemos parado al sector de la construcción. Tenemos espacios públicos que no son de nadie y que son ocupados indiscriminadamente por los coches, limitando o impidiendo que nuestros niños y niñas puedan jugar en las calles, que nuestros mayores tengan espacios públicos próximos dónde relacionarse, que nuestros jóvenes tengan oportunidades para juntarse. En un contexto de recursos públicos y privados escasos, tenemos que innovar políticas de rehabilitación que cooperativicen los esfuerzos, los recursos y los compromisos. El objetivo es lograr que a medio plazo nuestros barrios se revitalicen y sean relativamente autosuficientes, que logren un relativo equilibrio ambiental. Que sean verdaderos ecobarrios. Y el camino para conseguirlo es nuestra principal oportunidad para generar empleo. Apostamos por nuestros barrios como motor de cambio de nuestra ciudad. Es un objetivo que podemos conseguir paso a paso si nos lo proponemos. ¿Te apuntas?
Reactivar Sevilla barrio a barrio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s