El Mecanismo de Windlass y la Fascitis Plantar

image

Por Alejandro Bayo
¿Padeces de Fascitis Plantar?

Quizás ya has ido a diferentes profesionales sanitarios que te han aplicado los tratamientos más clásicos como el tratamiento manual, corrientes analgésicas, ultrasonidos, ejercicios, hielo o los más novedosos y sofisticados como las Ondas de Choque, la EPI, hasta las técnicas de infiltración eco-guiada de Colágeno o Factores de Crecimiento o también llamados Ricos en Plaquetas… pero la maldita fascitis te sigue molestando y cada mañana cuando vas a poner el pie en el suelo, pinchazo en el talón de nuevo. Y lo peor, no puedes entrenar para tu objetivo más cercano.

Todos estos tratamientos y algunos más que no he mencionado están muy bien y cada uno de ellos tiene una tasa de éxito aceptable, pero después de tu periplo personal, tu fascia te sigue molestando… ¿la clave? Una revisión global del problema y no solo tratar el problema.

Y te pregunto…¿te han revisado tu Mecanismo de Windlass? ¡Tranquilo!! No es ningún gadget de última generación que no te has comprado, lo tienes incorporado de serie en tus dos pies.

El Mecanismo de Windlass (Hicks 1954), es una función que ejerce la fascia plantar por la cual y a partir de la flexión dorsal del primer dedo, se tensa la propia fascia elevando el arco longitudinal medial del pie (se eleva el puente), seguido de la puesta en tensión del tendón de Aquiles y la rotación externa de la tibia, todo ello para convertir el pie en una estructura compacta y estable para un despegue eficiente. Evidentemente, la transmisión efectiva de la ejecución del paso, afectará positivamente al resto de la extremidad inferior, rodilla, cadera, pelvis y región lumbar, haciendo posible una función armónica de la zancada.

image

A partir de la flexión dorsal del primer dedo, la fascia plantar recibe la tensión para elevar el arco plantar, rotar la tibia externamente y bloquear las articulaciones de la articulación mediotarsiana para un despegue eficiente.

Por lo tanto, es fácil entender que cualquier anomalía del mecanismo de Windlass nos va a afectar a cualquier zona relacionada, principalmente a la fascia plantar (también al Tendón de Aquiles), ocasionando una fascitis plantar (inflamación) en los casos agudos o una fasciosis plantar (degeneración) en los casos crónicos, muy a menudo en corredores de larga distancia con años de entreno.

Las causas de disfunción del mecanismo de Windlass más importantes vienen derivadas de la función incorrecta del primer dedo del pie. A esta disfunción la denominados Hallux Límitus Funcional (HLF)( Dannanberg 1986)  y se define como una limitación de la flexión dorsal de la primera articulación metatarsofalángica durante la fase propulsiva de la marcha, sin que exista una limitación en condiciones sin carga. Los valores de referencia serán más de 65º en descarga, pero menos de 12º en carga.

Las causas principales que producen un HLF son el exceso depronación del retropié o talón, unantepié varo o supinado y unprimer metatarsiano muy flexible que va a impedir que el dedo gordo del pie se fije en el suelo, manteniendo la estructura del arco interno del pie en la fase de contacto total y en la fase del despegue.

Pero… ¡no todo son malas noticias! El mecanismo de Windlass es relativamente fácil de valorar mediante el Test de JACK y solo requerirás de un compañero/a en primera instancia y de un Podólogo especialista en Biomecánica finalmente, si el resultado de la prueba es positivo para aplicar un tratamiento adecuado a la disfunción.

Para el Test de Jack, estando de pie descalzo y repartiendo el peso por igual en las dos piernas, tu explorador te intentará levantar el dedo gordo de un pie (después del otro para comparar). Si lo consigue, se activará de inmediato el mecanimo de Windlass y aumentará el arco interno del pie y la tibia realizará una rotación externa llevando la rodilla ligeramente hacia fuera. No se debe aplicar demasiada fuerza para activar el mecanismo y deberá ser similar en ambos pies.

image

Test de Jack con resultado negativo. Observa como aumenta. El arco plantar medial y la tibia rota externamente.

Si por el contrario, el dedo no hay manera de levantarlo o se debe realizar una fuerza excesiva, apreciaremos que el arco interno del pie no se eleva y no habrá rotación externa tibial, con las consecuentes repercusiones ascendentes a toda la extremidad inferior.

image

En este caso, la flexión dorsal del dedo gordo está restringida, dejando En disfunción el mecanismo de Windlass

Que puedes hacer si al realizar el test de Jack resulta positivo… lo más apropiado será tratarlo adecuadamente, buscando el origen de la disfunción. Así que, ponte en manos de un Podólogo que conozca bien la biomecánica de tu extremidad y te ayude a mejorar la extensión en dinámica de tu dedo gordo y verás cómo notas la diferencia.

Centre d’Estudi del Peu (www.alejandrobayo.com) 

Fuente: http://www.labolsadelcorredor.com/noticias/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s