Un nuevo testigo de cargo acorralará a la infanta Cristina de Borbón.

image

Miguel Tejeiro abandona el banquillo a cambio de revelar los amaños en las declaraciones de Hacienda de la hermana de Felipe VI

Por Melchor Saiz Pardo

El futuro procesal de Cristina de Borbón se nubla por momentos a cuenta de los pactos de última hora, antes de que el próximo martes se reanude el juicio del ‘caso Nóos’ con la hermana del jefe del Estado en el banquillo. La infanta se tendrá que enfrentar a un testigo de cargo que declarará contra ella para salvarse de una posible larga estancia en la cárcel. Se trata de Miguel Tejeiro, el ‘cerebro’ fiscal del entramado Nóos, que ha logrado que la acusación popular de Manos Limpias retire todos los cargos contra él a cambio de que ponga contra las cuerdas a la exduquesa.

Y lo hará gracias a los supuestos amaños que confesará que hizo a petición de la imputada y su esposo en sus declaraciones de Hacienda para tratar de camuflar los presuntos fraudes a través de Aizoon, la sociedad del matrimonio Urdangarin-Borbón. Tejeiro, exsecretario del instituto que dirigían Iñaki Urdangarin y Diego Torres, se librará del banquillo de los acusados porque era Manos Limpias la única parte que acusaba, lo que ha facilitado el acuerdo. Hasta ahora, el sindicato reclamaba para este abogado, cuñado de Torres, once años de cárcel por los delitos de tráfico de influencias, prevaricación, falsedad, fraude a la administración, estafa y blanqueo.

El pasado miércoles, Manos Limpias presentó un breve escrito a la Audiencia Provincial de Palma en el que pedía el sobreseimiento provisional de la causa respecto a Tejeiro sin dar más explicaciones. Era el punto final de una negociación entre el defensor de Tejeiro, Cristóbal Martell, y la acusación popular, que se aceleró después de que el viernes el tribunal confirmara la legitimidad de Manos Limpias para pedirle cárcel tras rechazar, como en el caso de la infanta, aplicarle la ‘doctrina Botín’, entre otras cuestiones.

Colaboración activa

El acuerdo es simple: el asesor se libra de la acusación que podía llevarle a la cárcel y a cambio -ya como testigo en la causa porque su declaración como imputado no tiene «valor de prueba»- tira de la manta para apuntalar la tesis de que la infanta no sólo era consciente, sino que colaboró de forma activa, en los dos fraudes que se imputan a su marido por valor de 337.138 euros -182.000 euros en el ejercicio de 2007 y 155.138 en el de 2008-. Y que lo hizo dando instrucciones, junto a su marido, para que se elaboraran declaraciones ‘ad hoc’ a fin de que casaran los números de Aizoon.

La confesión del supuesto ‘arrepentido’ tiene «especial valor» -explican fuentes del caso-, ya que en la causa obran varios documentos incautados en el bufete de asesoramiento fiscal de Medina Tejeiro, el despacho que llevaba todo el entramado fiscal de Nóos, que prueban que el propio Tejeiro se encargó en persona de hacer las declaraciones de Hacienda de Cristina de Borbón para que no ‘chirriaran’ con las cuentas que presentaba su marido, propias y a través de Aizoon.

Fuente: http://www.elcorreo.com/bizkaia/politica/201602/05/nuevo-testigo-cargo-acorralara-20160205001229.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s