Grupo Prisa ganó las Elecciones

Llega muy tarde el arrepentimiento. De todas formas no está demasiado claro si Pedro Sánchez tiene en cuenta el daño que ha hecho a este país al no atreverse a afrontar esta situación cuando sí tenía relevancia. Y no queda claro porque tampoco se puede afirmar que entienda el daño que se ha hecho a sí mismo con este ataque de sesgada pero trascendente sinceridad. Son sus propias declaraciones las que hacen imposible concluir si ciertamente hay propósito de enmienda o, si lo hubiere, en base a qué habría que confiar en él, visto lo visto, a partir de este momento.

En cualquier caso sí hay que agradecerle la confesión, porque si esto no abre los ojos a los abducidos que giran la cara por sistema, ya no se sabe qué podría hacerlo.

Todo ello se traduce en el triunfo de las tesis cebrianistas, identificadas en buena medida con Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo PRISA, uno de los grandes promotores de las mismas. ¿Y qué entendemos por cebrianismo ideológico? Pues la defensa de posturas socialdemócratas alejadas del regeneracionismo político (mantenimiento de las “puertas giratorias”, politización del poder judicial, oposición a un sistema electoral plenamente proporcional, desconfianza hacia la realización de primarias abiertas a militantes o simpatizantes, etc.) y fuertemente constitucionalistas, en el sentido centrista y consensual del término: defensa de la Monarquía, de la indivisibilidad de España, de la importancia de la Transición, rechazo a elevar considerablemente el gasto público, distanciamiento respecto a grupos políticos críticos con la actual Carta Magna, etc.. Los sectores felipista (más favorable a la estabilidad presupuestaria) y guerrista (algo más intervencionista en lo económico), tanto en la “vieja” como en la “nueva” guardia, son sus representantes.

En vista de estos datos cualitativos observamos como uno de las causas de la inexistencia de acuerdo con las “confluencias” y con los independentistas catalanes, tanto tras el 20-D como después del 26-J, se debió a motivos ideológicos. En todo caso, este no es el único factor. Por un lado, debemos considerar las luchas de poder internas por la sucesión en el PSOE: la existencia de un pacto de gobierno con esas formaciones habría frenado las aspiraciones de los susanistas de erigirse como alternativa al PP a nivel central.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s