En el 78 no empezó la Democracia en España, ni hubo Transición de ningún tipo

En el 78 se confeccionó un Sistema de Partidos que daba pleno poder de control del Estado al Partido más votado en las Urnas. Esto se hizo de forma y manera para que siguieran tapadas las cloacas del Estado, pero abiertos sus escondidos túneles entre los Poderes Legislativo y Judicial.

Nos escribieron una Constitución violable en defensa siempre de los intereses de sus socios los de la Banca Comercial y su demoníaca  Ingeniería Financiera, pero inviolable para quienes crean en plebicistos vinculantes, en pluralidad territorialista, o en Democracia Directa y Asambleismo Participativo. 

En el 78 se reunieron los mercaderes, con asesinos, con militares alrededor de una Platajunta elitista, creada por los del Golpe de Estado y, desde el Poder ya Constituido, escribieron una nueva Constitución (en servilletas de bar y luego en papiro oficial), creando un paréntesis en nuestra historia cercana de ignorancia generalizada, de credibilidad de unos, pero de engaño hacia otros.

 Dieron todo el poder de mandar a los Partidos e instalaron una Ley Electoral que siempre les ha servido para ir de Canovas a Sagasta y de Sagasta a Canovas, o lo que es lo mismo del PP al PSOE y del PSOE al PP.

Nunca se creó una auténtica Mesa de Debate Constituyente en Libertad tan grande que cogieran todas las sillas territoriales, respetando el color y cultura de cada forma de pensar, nunca. 

Nunca se abrió un Poder Constituyente en Libertad lejos de los del poder ya constituido, por lo que no sirve, como garante de Transición ni de Democracia ninguna, decir que celebramos los 40 años de un cambio, por que en verdad nada cambió.

El sucesor en la Dinastia Borbónica de linaje francés, Juan Carlos “El Campechano”, elegido Rey por el Militar Golpista asesino Francisco Franco, designó a trancas y barrancas, por su historia descubierta como mercantilista y comisionista, a Felipe VI, el mismo que hoy ha entregado hoy un Premio de reconocimiento a Martín Villa, un Fascista asesino que lo fue y que por su brillante carrera dentro de la “sucial mentitocracia” ha conseguido entrar por esas  puertas que giran siempre en la misma dirección, las puertas del agradecimiento clientelar y del intervencionismo del Estado, hasta alcanzar la presidencia de Endesa, de Sogecable, o el comisionado del Gobierno para el desastre del Prestige. 

Hoy Felipe VI “El Preparao” nos ayuda a entender un poco mejor que en España no hay nada que celebrar dentro de una Democracia, por la más sencilla de las razones: no existe tal Democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s